.Una revista para todo cristiano · Nº 2 · Marzo - Abril 2000
NÚMEROS ANTERIORES
.

La utopía del tercer milenio
¿Esperaremos una era de paz gracias al desarrollo de nuestra civilización?
Tres tipos del arrebatamiento de la iglesia
El suceso más extraordinario, a las puertas de su manifestación.
Un extraño modo de salvar
¿Cómo salva Dios al hombre? ¿Mediante milagros ¿Mediante la sabiduría humana?
El último gobierno mundial de los gentiles
El imperio romano revivido durante la última semana de Daniel.
Disciplina y amonestación del Señor
Cómo deben criar a sus hijos los hijos de Dios.
El carácter de una mujer de Dios
Contra toda ideología de moda, la Biblia nos entrega una clara semblanza de la mujer de Dios.
¿Quién soy?
Lo que todo joven creyente debe saber acerca de sí mismo.
¿Cómo puede el hombre ser aceptado por Dios?
El gran dilema que pretenden solucionar todas las religiones del mundo.
Cristo, satisfacción plena
Pese a haber recibido a Cristo como Salvador personal muchos creyentes siguen sintiendo que su experiencia con Cristo es insatisfactoria.

 


La verdad presente

Toda la obra de Dios, como toda obra humana, tiene una razón de ser, una meta o propósito. Nadie realiza algo, especialmente algo en que pone una cuota de esfuerzo, sin un objetivo específico.

¿Cuáles son los objetivos de esta publicación? Un hermano ha dicho con mucha certeza: "Cada época tiene una verdad única, especialmente necesaria para ese tiempo." Es lo que el apóstol Pedro denomina "la verdad presente" acerca de la cual él quería confirmar a los hermanos en su día (2ª Ped.1:12).

¿Cuál es nuestra verdad presente? Ella necesariamente ha de tener en cuenta el punto en que se halla el desarrollo del propósito de Dios. Para conocerla, hemos de saber discernir las señales de los tiempos. "La noche está avanzada, y se acerca el día". (Rom.13:12) Estamos ya en la cuarta vigilia de la noche (Mr.6:48). El tiempo es corto (1 Cor.7:29). La inminencia de la Venida del Señor pone una nota de urgencia en nuestra labor. Es necesario redimir el tiempo, y procurar que todos los corazones se vuelvan al Señor.

La verdad presente y los grandes propósitos de esta publicación deben ir de la mano.

A nosotros nos convendrá atender a la predicación del evangelio a toda criatura, a la edificación del creyente individual para un andar victorioso; a la edificación de la iglesia para alcanzar la plenitud de la vida en Cristo, a fin de que el Señor encuentre un pueblo bien dispuesto.

Probablemente seamos la última generación. ¿Cómo nos hallará el Señor? Procuremos ser hallados irreprensibles, en paz.

Que el Señor se sirva usar este pequeño instrumento para colaborar con tan altos propósitos desde este rincón del planeta.


SECCIONES FIJAS
BOCADILLOS DE LA MESA DEL REY · PARA MEDITAR

EQUIPO REDACTOR: Eliseo Apablaza F. | Roberto Sáez F. | Gonzalo Sepúlveda H. | Claudio Ramírez L.
EDICIÓN IMPRESA: Jorge Geisse D · Fono/Fax: (45) 642904 · Casilla 3045 Temuco, Chile
DISEÑO WEB: Mario & Andrés Contreras

Nuestra meta es servir a Dios y a los hombres
Nuestro único mensaje es JESUCRISTO, el don inefable de Dios